Paradigmas sobre el Retraso Mental

Parte II

Lic. María Soledad Alva

2020

Paradigmas Actuales

En la actualidad pueden reconocerse dos sistemas de clasificación claramente diferenciados respecto de la explicación de la categoría diagnostica del Retraso Mental, uno de estos es el Manual  Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales ( DSM V) y otro el aportado por la Asociación Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (AAIDD), anteriormente Asociación Americana de Retraso Mental (AAMR).

En su última versión el DSM-5 incluye la Discapacidad Intelectual dentro de los Trastornos del Desarrollo Neurológico especificando grados como : leve, moderado, grave y profundo  dependiendo de los niveles de funcionamiento en el dominio conceptual, social y práctico. Ya no se utilizan los criterios de Cociente Intelectual para determinar los grados de discapacidad. Algunas de las modificaciones más importantes en relación a la anterior versión fueron:

 

DSM IV

TRASTORNO DE INICIO EN LA INFANCIA Y EN LA ADOLESCENCIA

DSM V

TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO

RETRASO MENTAL

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

RETRASO GLOBAL DEL DESARROLLO

DISCAPACIDAD INTELECTUAL NO ESPECIFICADA

 

 

La Discapacidad Intelectual sería el equivalente al Retraso Mental del DSM IV, sigue  este cambio terminológico los lineamientos de la AAIDD.

Los criterios diagnósticos de DI comprenden:

  • Déficit en el funcionamiento Intelectual (razonamiento, resolución de problemas, planificación, pensamiento abstracto, toma de decisiones, aprendizaje académico, aprendizaje a través de la propia experiencia, confirmado a través de evaluaciones clínicas y confirmado mediante test estandarizados )
  • Déficit en el funcionamiento adaptativo (no consecución de los estándares sociales y culturales para la independiente personal y la responsabilidad social. Sin el consiguiente apoyo los déficit adaptativos limitan en área de la vida diaria como comunicación, participación social, y la vida independiente)
  • Inicio en el periodo del desarrollo (Inicio de los déficit adaptativos e intelectuales durante el periodo de desarrollo)

Dentro de los Trastorno del Desarrollo Neurológico, se incluye el Retraso General del Desarrollo y la Discapacidad Intelectual no especificada

El Retraso General del Desarrollo está reservado para los individuos de menos de 5 años cuando el nivel de gravedad clínica no puede ser evaluado fiablemente durante la infancia. Esta categoría es diagnosticada cuando un individuo fracasa en alcanzar los hitos del desarrollo esperado  en múltiples áreas del desarrollo intelectual, y se aplica a individuos que son incapaces de someterse a una evaluación sistemática del funcionamiento intelectual. Esta categoría requiere de una reevaluación después de un periodo de tiempo.  

La categoría de Discapacidad Intelectual no especificada se establece cuando existe una clara presunción  discapacidad intelectual pero la inteligencia del sujeto no puede ser evaluada. [1]

Asociación Americana de las Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo

La Asociación Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (AAIDD) anteriormente denominada Asociación Americana de Retraso Mental (AAMR), fundada en 1876, continúa con su compromiso de formular y de difundir información y guías de buenas prácticas que reflejen la comprensión,  definición,  diagnóstico, clasificación y planificación de apoyos individualizados en el campo de la discapacidad intelectual.

Prueba de ello es la edición de su 11° Manual “Discapacidad intelectual: definición, clasificación y sistemas de apoyo”. Su contenido se ha construido en base a ediciones previas, concretamente, los manuales de 1992 y 2002, que se corresponden con la 9° y 10° edición respectivamente. El recorrido por las conceptualizaciones y las principales ideas de los últimos tres manuales de la Asociación Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo posibilita ver los cambios y el enfoque actual respecto  de la DI en relación a:

  1. la nominación de la condición (terminología)
  2. su explicación
  3. definición y determinación de quien es un miembro de ella ( definición operativa y constitutiva)
  4. Clasificación

Desarrollaremos brevemente los cambios conceptuales

  • Terminología

Los 2 términos que históricamente se han utilizado han sido deficiencia mental  (1908- 1958) y retraso mental (1959- 2009). Hoy el término acuñado es el de Discapacidad Intelectual ya que resulta menos ofensivo, se alinea con las terminologías internacionales y posibilita una visión socio ecológica de la discapacidad

  • Explicación de la Discapacidad Intelectual

La explicación de esta problemática ha sido entendida como una defectologia individual y centrada en la persona hasta llegar actualmente a una explicación a partir de un modelo socio- ecológico, en el cual la DI es:

  1. La expresión de limitaciones funcionales individuales dentro de un contexto social
  2. Con un origen en factores orgánicos y sociales
  3. Entendiendo que ambos factores causan limitaciones funcionales en la participación, el desempeño de roles y tareas esperadas para una persona en su ambiente social

Los avances conceptuales han posibilitado superar la dicotomía entre  causas orgánicas y ambientales de la condición iniciándose en 1992 un enfoque multifactorial para explicar la etiología, el que incluye factores prenatales, perinatales y postnatales.  

  • Definición

A la hora de definir y entender la DI se debe tener en cuenta una definición operativa y otra constitutiva.

La definición operativa establece los límites del término y separa lo que está incluido de lo que no.

“La DI se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en conducta adaptativa tal  y como se ha manifestado en habilidades adaptativas, conceptuales, sociales y prácticas. Esta discapacidad aparece antes de los 18 años” [2]

La definición constitutiva define el constructo en relación a otros constructo. Así la DI se entiende como limitaciones en el funcionamiento  humano, a partir de una perspectiva multifactorial, multidimensional y socio-ecológica  destacando el rol significativo de los apoyos individualizados en la mejora del funcionamiento humano.

  • Clasificación

Respecto a este punto la dificultad radico en como clasificar a las personas definidas y clasificadas como personas con DI. Los cambios que ya se han mencionado respecto de la definición y de los aspectos etiológicos son similares y continúan la misma línea en lo referente a  la clasificación. La evolución histórico conceptual q ha evolucionado desde posicionamientos individuales y reduccionistas hasta modelos multidimensionales que posibilitan a partir de la evaluación de las diferentes dimensiones de la vida humana clasificar el funcionamiento de la persona con discapacidad en su contexto social.

  • Planificación de Sistemas de Apoyos

El modelo multidimensional propuesto por la AAIDD centro las intervenciones en la planificación de sistemas de Apoyo en relación a las diferentes áreas del sujeto tendiente a mejorar el funcionamiento, el desarrollo de roles y la participación social. Intentando así mismo con esta propuesta generara cambios a nivel de los sistemas prestacionales, y las políticas públicas.

Conclusión

Los aportes, desarrollos teóricos y conceptuales respecto del Retraso Mental / Discapacidad Intelectual son tan vastos que todo recorte conceptual  siempre es parcial. Lo cual se ha intentado en el presente texto es presentar algunos de los pensadores más destacados en el área, sus aportes específicos y clasificaciones,  llegando por este recorrido a las conceptualizaciones y sistemas de clasificación vigentes que funcionan como marcos internacionales que explican e intentan hacer propuestas en referencia a los modos de intervención y tratamiento de las problemáticas que afectan el funcionamiento intelectual.

Los aportes actuales sobre todo los desarrollados por la Asociación Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo como el sistema clasificatorio del DSM-V son herramientas actuales a las cuales podemos recurrir para conceptualizar, explicar y abordar las problemáticas que afectan el funcionamiento intelectual.

¿Serán estas las únicas miradas posibles? ¿Que nos aportan estos sistemas de clasificación  y que dejan por fuera?

 

 

 

 

 

 

 

[1] Santos, J. L. (2013), DSM- V Novedades y criterios diagnósticos, Centro de Documentación de estudios y oposiciones, México.

[2] Verdugo Alonso, M. (2010), Revista Española sobre Discapacidad Intelectual,Vol41,Numero 236, España.

Share This